Líder(es) de la práctica: Sandra Liliana Navarro Parra
Si desea consultar el correo electrónico del líder de la práctica, de clic en 'descargar PDF'

2021

Breve descripción de la práctica

El Modelo de Innovación Académico Administrativo UNINAVARRA -MIAAU- es un espacio para el desarrollo de la innovación al interior de la Uninavarra, que articula el proceso de Innovación Académico como base misional de la razón de ser de la UNINAVARRA y el proceso de Innovación Administrativo, entendido como aquél que se da al interior de los procesos de gestión y de apoyo a la labor académica para lograr la implementación, consolidación y resultado exitoso de la Política Institucional de Innovación.

Palabras clave que definan la práctica

El Modelo de Innovación Académico Administrativo UNINAVARRA -MIAAU- es un espacio para el desarrollo de la innovación al interior de la Uninavarra, que articula el proceso de Innovación Académico como base misional de la razón de ser de la UNINAVARRA y el proceso de Innovación Administrativo, entendido como aquél que se da al interior de los procesos de gestión y de apoyo a la labor académica para lograr la implementación, consolidación y resultado exitoso de la Política Institucional de Innovación.

Objetivo general

Diseñar un modelo de articulación entre los procesos académicos y administrativos a partir de la formación en entornos de aprendizaje simulados, con el fin de fortalecer la calidad educativa en la Educación Superior del sur del país.

Personas, áreas o procesos beneficiados con la práctica

Personas: Profesores, estudiantes, administrativos, y profesores aliados. Procesos: Académicos, Administrativos e Interinstitucionales.

Problema o necesidad que originó la práctica

La práctica del Modelo de Innovación Académico Administrativo UNINAVARRA – MIAAU -, surge de la necesidad de fortalecer la formación de las competencias que le permitan a los estudiantes desempeñarse adecuadamente en una situación real de práctica. Sin embargo, este problema no se aborda exclusivamente desde el ámbito académico, pues el proceso administrativo de las Instituciones de Educación Superior juega un papel protagónico en el proceso de generación de espacios que permitan la incorporación de nuevas tecnologías en las prácticas educativas, en pro de una formación pertinente y de calidad, a partir de la implementación de entornos de aprendizaje simulados interdisciplinarios y transdisciplinarios; por lo tanto, se planteó el siguiente interrogante: ¿Cómo lograr la articulación entre los procesos académicos y administrativos a partir de la formación en entornos de aprendizaje simulados, con el fin de fortalecer la calidad educativa en la Educación Superior del sur del país?

Proceso de identificación del problema o la necesidad de la práctica

A partir de la reunión del Comité Interinstitucional Docencia - Servicio, se detectó que los estudiantes, al momento de su ingreso a la práctica, no demostraban las competencias necesarias que les permitieran desenvolverse adecuadamente. Esta situación, generó el siguiente interrogante:¿cómo forman las universidades a los estudiantes para su práctica formativa? Ello implica una revisión de los procesos formativos y evaluativos de los estudiantes, lo que genera que se cuestione cómo las universidades piensan, asumen y construyen los espacios formativos de práctica. Las brechas entre lo teórico y lo práctico, se ocasionan por la comprensión de que la práctica formativa se limita exclusivamente al aula de clases. Sin embargo, esta es una dimensión enmarcada en la formación en escenarios de práctica reales, para lo cual es necesario la inclusión de las prácticas simuladas (incorporación de las tecnologías), lo que conlleva a que el proceso administrativo de la institución de educación superior se ajuste y responda a las necesidades de formación académica y de calidad.

Relación del problema identificado y la práctica como alternativa de solución a este

El Modelo de Innovación Académico Administrativo de UNINAVARRA – MIAAU -, permite que los estudiantes desarrollen las competencias para el siglo XXI, como parte fundamental de la formación práctica, tales como: la comunicación, la relación disciplinar e interdisciplinar, el pensamiento crítico y el análisis y proposición de solución a problemas. En UNINAVARRA, la práctica formativa es un escenario que fomenta que los estudiantes se relacionen de una forma diferente, a través de los entornos de aprendizaje simulados interdisciplinares y transdisciplinares. De esta manera, el Modelo MIAAU responde a las problemáticas académicas planteadas previamente.

Resultados esperados en el desarrollo de la práctica

- Fortalecimiento de las competencias, habilidades y destrezas de los estudiantes de pregrado y posgrado, en la etapa de formación práctica. - Transformación de la enseñanza, el currículo (integrado a la simulación) y la evaluación. - Ambientes simulados pertinentes a las áreas del saber para las prácticas formativas. - Mejora de las prácticas didácticas por parte de los profesores. - Articulación entre las prácticas académicas y el proceso administrativo. - Comprender la formación práctica como un fenómeno que no se reduce al aula de clases. - Fortalecimiento de las competencias interdisciplinares y transdisciplinares, en las diferentes áreas del saber en estudiantes y profesores. - Generar una cultura de la innovación al interior de la Institución. - Empoderamiento del estudiante en sus competencias, posterior al desarrollo de sus prácticas en los ambientes simulados y previo al inicio de su práctica formativa en los escenarios reales. - Fortalecer la relación con el sector externo (empresas aliadas) a través del curso Formador de Formadores para profesores en competencias docentes, con el fin de que la práctica formativa esté articulada al currículo de la Institución (Impacto Social). - Certificar las horas de simulación como requisito del proceso de formación, antes del ingreso a los escenarios de prácticas reales. - Generación de Licenciamientos, Patentes, Spin Off y Start Up.

Pasos, etapas, actividades o estrategias desarrolladas en la implementación de la práctica

- Fortalecimiento de las competencias, habilidades y destrezas de los estudiantes de pregrado y posgrado, en la etapa de formación práctica. - Transformación de la enseñanza, el currículo (integrado a la simulación) y la evaluación. - Ambientes simulados pertinentes a las áreas del saber para las prácticas formativas. - Mejora de las prácticas didácticas por parte de los profesores. - Articulación entre las prácticas académicas y el proceso administrativo. - Comprender la formación práctica como un fenómeno que no se reduce al aula de clases. - Fortalecimiento de las competencias interdisciplinares y transdisciplinares, en las diferentes áreas del saber en estudiantes y profesores. - Generar una cultura de la innovación al interior de la Institución. - Empoderamiento del estudiante en sus competencias, posterior al desarrollo de sus prácticas en los ambientes simulados y previo al inicio de su práctica formativa en los escenarios reales. - Fortalecer la relación con el sector externo (empresas aliadas) a través del curso Formador de Formadores para profesores en competencias docentes, con el fin de que la práctica formativa esté articulada al currículo de la Institución (Impacto Social). - Certificar las horas de simulación como requisito del proceso de formación, antes del ingreso a los escenarios de prácticas reales. - Generación de Licenciamientos, Patentes, Spin Off y Start Up.

Participación o articulación de otras áreas de la institución u otros actores que contribuyeron al logro de los objetivos

- El proceso académico. - El proceso administrativo. - El proceso interinstitucional con empresas conveniadas o aliadas (sector externo).

Medios (jornadas, congresos, plataformas, publicaciones, sitios web, etc.) utilizados para la divulgación de la práctica

- Ponencia: FGU - FLORIDA GLOBAL UNIVERSITY, noviembre de 2019. - Póster – TEC de Monterrey, diciembre de 2019. - Página Web Institucional (www.uninavarra.edu.co). - Redes Sociales Institucionales de UNINAVARRA.

Reconocimientos que ha recibido la práctica, si los ha tenido.

Ninguno

La práctica está documentada o sistematizada, de tal manera que se convierte en potencialmente replicable o adaptable en otras instituciones.

Sí, es parcialmente replicable, teniendo en cuenta que está en proceso de implementación.