Líder(es) de la práctica: Gustavo Adolfo Jiménez Silva y Diana Marcela Santos Pulido
Si desea consultar el correo electrónico del líder de la práctica, de clic en 'descargar PDF'

2021

Breve descripción de la práctica

Basado en el modelo pedagógico de UNISANGIL, desde el año 2009, el programa Administración de Empresas sede San Gil ha desarrollado como buena práctica la estrategia “Núcleos Integradores”. Como su nombre lo indica, tiene como objetivo la articulación de las competencias, conocimientos y resultados de aprendizaje de las diversas asignaturas del plan de estudios, contribuyendo entre otras, con la formación integral de los estudiantes. Su metodología se traduce en presentar desde el inicio del plan de formación, ideas innovadoras que se van fortaleciendo con diferentes aportes académicos durante cada semestre. De igual manera, los Núcleos Integradores tiene la opción de presentarse a convocatorias externas para la consecución de recursos o apoyos de cualquier tipo, que beneficien la consolidación de sus emprendimientos. Cabe resaltar que en estos procesos están inmersos todos los integrantes de la comunidad académica, orientados entre otros por la Coordinación de Emprendimiento, Innovación y Competitividad de la Facultad. Esta estrategia se ha venido robusteciendo en el tiempo, teniendo cambios significativos como la inclusión de un segundo idioma (inglés) en el año 2011 y el incremento en el número de asignaturas anfitrionas, el cual pasó de tres (3) a siete (7) en la actualización curricular del año 2014, lo cual permitió una mayor participación de los estudiantes y, por lo tanto, un mayor acercamiento con la realidad empresarial de sus entornos. Es así como los procesos académicos del programa se han fortalecido con la apuesta misional orientada al desarrollo de la buena práctica de los Núcleos Integradores, la cual se enmarca dentro de sus ejes estratégicos, en el desarrollo empresarial y competitivo del ámbito regional y nacional con enfoque global, mediante la participación en la formación integral de sus estudiantes. Los Núcleos Integradores son una de las estrategias pedagógicas más importantes que desarrolla el programa, cuyos beneficios y competencias fomentadas en los estudiantes se presentan a continuación: desarrollo y aplicación de competencias profesionales; transversales; científicas y mentales. Perspectiva de integralidad de los conocimientos y aplicación a problemas reales. Posibilidad de profundizar en el desarrollo de la modalidad de trabajo de grado Autogestión. Fortalecimiento del uso de un segundo idioma. Como dato importante y a su vez para consolidar lo anteriormente expuesto, se destaca que en el año 2011, fecha en la cual el programa de Administración de Empresas recibió por parte del Ministerio de Educación Nacional su primera Acreditación en Alta Calidad, siendo a su vez el programa pionero en la institución, se consolidó como fortaleza expresa en la Resolución # 9269 de octubre 18 de 2011, la siguiente: “La estructura curricular del programa caracterizada por la integralidad, flexibilidad, formación hacia el emprendimiento, prácticas empresariales, opciones de investigación formativa y diversas alternativas de grado”. De igual forma, la misma se ratificó cuatro (4) años después, de acuerdo a la Resolución # 021081 del 24 de diciembre de 2015, así: “Las metodologías y estrategias pedagógicas pertinentes para fortalecer las competencias definidas en el Plan de Estudios, siempre haciendo énfasis en la promoción del emprendimiento, la formación integral y la autogestión empresarial”. De manera reciente y tal como lo expresa la Resolución de Acreditación de Alta Calidad # 018057 de 2020: “Las políticas, programas y servicios en materia de extensión y proyección social del programa, contribuyen al desarrollo y crecimiento económico de la región, materializando en la labor de asesoría, apoyo y acompañamiento al sector empresarial; el fomento de la investigación, el emprendimiento y la innovación”.

Palabras clave que definan la práctica

Basado en el modelo pedagógico de UNISANGIL, desde el año 2009, el programa Administración de Empresas sede San Gil ha desarrollado como buena práctica la estrategia “Núcleos Integradores”. Como su nombre lo indica, tiene como objetivo la articulación de las competencias, conocimientos y resultados de aprendizaje de las diversas asignaturas del plan de estudios, contribuyendo entre otras, con la formación integral de los estudiantes. Su metodología se traduce en presentar desde el inicio del plan de formación, ideas innovadoras que se van fortaleciendo con diferentes aportes académicos durante cada semestre. De igual manera, los Núcleos Integradores tiene la opción de presentarse a convocatorias externas para la consecución de recursos o apoyos de cualquier tipo, que beneficien la consolidación de sus emprendimientos. Cabe resaltar que en estos procesos están inmersos todos los integrantes de la comunidad académica, orientados entre otros por la Coordinación de Emprendimiento, Innovación y Competitividad de la Facultad. Esta estrategia se ha venido robusteciendo en el tiempo, teniendo cambios significativos como la inclusión de un segundo idioma (inglés) en el año 2011 y el incremento en el número de asignaturas anfitrionas, el cual pasó de tres (3) a siete (7) en la actualización curricular del año 2014, lo cual permitió una mayor participación de los estudiantes y, por lo tanto, un mayor acercamiento con la realidad empresarial de sus entornos. Es así como los procesos académicos del programa se han fortalecido con la apuesta misional orientada al desarrollo de la buena práctica de los Núcleos Integradores, la cual se enmarca dentro de sus ejes estratégicos, en el desarrollo empresarial y competitivo del ámbito regional y nacional con enfoque global, mediante la participación en la formación integral de sus estudiantes. Los Núcleos Integradores son una de las estrategias pedagógicas más importantes que desarrolla el programa, cuyos beneficios y competencias fomentadas en los estudiantes se presentan a continuación: desarrollo y aplicación de competencias profesionales; transversales; científicas y mentales. Perspectiva de integralidad de los conocimientos y aplicación a problemas reales. Posibilidad de profundizar en el desarrollo de la modalidad de trabajo de grado Autogestión. Fortalecimiento del uso de un segundo idioma. Como dato importante y a su vez para consolidar lo anteriormente expuesto, se destaca que en el año 2011, fecha en la cual el programa de Administración de Empresas recibió por parte del Ministerio de Educación Nacional su primera Acreditación en Alta Calidad, siendo a su vez el programa pionero en la institución, se consolidó como fortaleza expresa en la Resolución # 9269 de octubre 18 de 2011, la siguiente: “La estructura curricular del programa caracterizada por la integralidad, flexibilidad, formación hacia el emprendimiento, prácticas empresariales, opciones de investigación formativa y diversas alternativas de grado”. De igual forma, la misma se ratificó cuatro (4) años después, de acuerdo a la Resolución # 021081 del 24 de diciembre de 2015, así: “Las metodologías y estrategias pedagógicas pertinentes para fortalecer las competencias definidas en el Plan de Estudios, siempre haciendo énfasis en la promoción del emprendimiento, la formación integral y la autogestión empresarial”. De manera reciente y tal como lo expresa la Resolución de Acreditación de Alta Calidad # 018057 de 2020: “Las políticas, programas y servicios en materia de extensión y proyección social del programa, contribuyen al desarrollo y crecimiento económico de la región, materializando en la labor de asesoría, apoyo y acompañamiento al sector empresarial; el fomento de la investigación, el emprendimiento y la innovación”.

Objetivo general

Integrar el aprendizaje significativo mediante la articulación de conocimientos teóricos y prácticos por medio de la formulación de ideas de negocios y el fortalecimiento de la cultura emprendedora.

Personas, áreas o procesos beneficiados con la práctica

Estudiantes y egresados del programa profesional de Administración de Empresas sede San Gil.

Problema o necesidad que originó la práctica

El mundo de los negocios cada vez más competitivo y globalizado, exige de las instituciones de educación superior realizar grandes esfuerzos que permitan preparar profesionales no solo para el empleo, también para liderar proyectos productivos que redunden en la formalización de empresas que jalonen el desarrollo sostenible de sus territorios de influencia. Estos esfuerzos se hacen más exigentes cuando se forman administradores de empresas, a quienes el imaginario colectivo le exige precisamente la creación y sostenimiento de las mismas, sumado a lo anterior el reto de poder articular los espacios de clase (teóricos) con la práctica en un mismo escenario.

Proceso de identificación del problema o la necesidad de la práctica

Para identificar el problema o la necesidad de la práctica se analizan varios aspectos, entre ellos la responsabilidad de alinear las actividades académicas con el modelo pedagógico que se describe en el Proyecto Educativo Institucional PEI de UNISANGIL, el cual señala que el individuo, tanto en los aspectos cognitivos y sociales del comportamiento como en los afectivos, no es un solo producto del ambiente, ni un simple resultado de sus disposiciones internas, sino una construcción propia que se va produciendo día con día, como resultado de la interacción entre esos dos factores. (Carretero, 1999). Se afirma que el conocimiento no se recibe pasivamente ni es copia fiel del medio (Díaz-Barriga, 2005), ante esta perspectiva es importante el desarrollo del ejercicio de la apropiación de la teoría y el concepto, partiendo de la metodología por proyectos, siendo posible establecer de manera clara, que el modelo constructivista, propicia que el estudiante piense de manera autónoma y entienda significativamente su mundo. La Universidad debe promover el desarrollo cognoscitivo del estudiante de acuerdo con las necesidades e intereses de éste. El profesor debe estructurar experiencias interesantes y significativas que lo promuevan. Lo importante no es el aprendizaje de un contenido sino el afianzamiento de las estructuras mentales del conocer y del aprender. (Ramírez, 2013). Desde el año 2009, el programa de Administración de Empresas de UNISANGIL, dio inicio a la buena práctica de Núcleos Integradores con el propósito de generar una idea de negocio de principio a fin, a través de la integración del conocimiento adquirido en cada una de las asignaturas del plan de estudios, semestre por semestre. A su vez, dicha estrategia se consolida en una de las fortalezas identificadas por el Consejo Nacional de Acreditación y reconocidas por el Ministerio de Educación Nacional a través de las Resoluciones de Acreditación en Alta Calidad otorgadas al programa desde el año 2011.

Relación del problema identificado y la práctica como alternativa de solución a este

Como alternativa de solución el programa de Administración de Empresas inicia desde el primer nivel de aprendizaje con la descripción de una idea de negocio que se va consolidando y extendiendo en cada asignatura anfitriona semestre a semestre. Es así como, con la orientación de un docente, quien es el encargado de motivar, direccionar y asesorar las ideas de negocio de los futuros empresarios, irá madurando su proyecto, para que, al finalizar su etapa lectiva, el estudiante tenga un documento completo que le permitirá además de consolidar un proyecto de vida empresarial, graduarse mediante la modalidad de trabajo de grado Autogestión Empresarial. La buena práctica de Núcleos Integradores se desarrolla mediante la aplicación de la metodología constructivista en el aprendizaje por proyectos vinculantes, de tal manera que semestre a semestre, según lo planeado, cuando se habla de integración del conocimiento, se hace referencia también a que este debe buscar actividades con propósito, que conlleven a que el programa y la institución no sólo preparen para la vida, sino también que sean un escenario vivo en sí mismos, mediante la ejecución práctica y real de la teoría adquirida durante cada parte del proceso de aprendizaje.

Resultados esperados en el desarrollo de la práctica

Luego del desarrollo de la práctica, los resultados esperados son: 1. Académico: aprendizaje significativo mediante la articulación de conocimientos y la aplicación de los mismos de manera práctica. Enfoque en la formulación de ideas de negocios y el avivamiento de la cultura emprendedora. Cumplimiento del perfil profesional del programa, el cual se caracteriza por el liderazgo, el emprendimiento y el trabajo en equipo. 2. Transformación: proceso formativo de los estudiantes con resultados evidenciados en los casos de emprendimiento exitosos de sus egresados. Identificación de estudiantes que por sus características de personalidad o condiciones familiares ya ejecutan proyectos productivos. 3. Innovación: mayor motivación a los estudiantes debido a la practicidad de los conocimientos académicos, mediante un proceso de formación dinámico e innovador, que involucra al sector externo, dando soluciones a las problemáticas y necesidades del entorno. Aplicación del modelo en diferentes programas, idealizando previamente el perfil profesional que cada una de las instituciones educativas esté proyectando para sus egresados.

Pasos, etapas, actividades o estrategias desarrolladas en la implementación de la práctica

Luego del desarrollo de la práctica, los resultados esperados son: 1. Académico: aprendizaje significativo mediante la articulación de conocimientos y la aplicación de los mismos de manera práctica. Enfoque en la formulación de ideas de negocios y el avivamiento de la cultura emprendedora. Cumplimiento del perfil profesional del programa, el cual se caracteriza por el liderazgo, el emprendimiento y el trabajo en equipo. 2. Transformación: proceso formativo de los estudiantes con resultados evidenciados en los casos de emprendimiento exitosos de sus egresados. Identificación de estudiantes que por sus características de personalidad o condiciones familiares ya ejecutan proyectos productivos. 3. Innovación: mayor motivación a los estudiantes debido a la practicidad de los conocimientos académicos, mediante un proceso de formación dinámico e innovador, que involucra al sector externo, dando soluciones a las problemáticas y necesidades del entorno. Aplicación del modelo en diferentes programas, idealizando previamente el perfil profesional que cada una de las instituciones educativas esté proyectando para sus egresados.

Participación o articulación de otras áreas de la institución u otros actores que contribuyeron al logro de los objetivos

Para el logro de los objetivos se destaca la participación de las siguientes áreas de la Institución: Instituto de Idiomas: El cual, fortalece y complementa el uso adecuado de una segunda lengua (para esta buena práctica el inglés). Tanto estudiantes como docentes se hacen partícipes de la misma y realizan su implementación así: Los docentes en el primer corte del semestre deben entregar un artículo en inglés con respecto al contenido de la asignatura anfitriona, para ser enviado a cada equipo, quienes lo analizan y elaboran un mapa conceptual o cuadro sinóptico del mismo. Los estudiantes en el segundo corte del semestre deben sustentar la sinopsis en inglés de su idea de negocio ante sus compañeros, docentes, y jurados calificadores. Departamento de Egresados: Se involucra la participación del sector externo, representado por empresarios y egresados, los cuales son invitados con el rol de jurados evaluadores, siendo fundamental el apoyo de estos actores para contribuir al logro de los resultados propuestos. CENTURIA: Como complemento para la incorporación de las Tic´s, el Centro Universitario de Recursos para la Investigación y el Aprendizaje - CENTURIA, proporciona el soporte tecnológico requerido para utilización de la plataforma Moodle – Ágora, en la cual reposan de manera virtual los recursos de las asignaturas anfitrionas que intervienen en esta estrategia. Mercadeo y Comunicaciones: Contribuye en el desarrollo de esta práctica mediante el diseño y la elaboración de las piezas publicitarias, poster, guiones, videos y demás material requerido en este proceso, como también el cubrimiento periodístico de su divulgación.

Medios (jornadas, congresos, plataformas, publicaciones, sitios web, etc.) utilizados para la divulgación de la práctica

Existen diferentes medios para la divulgación de la práctica, la cual inicia con un trabajo colaborativo interno para lograr el diseño de las diferentes piezas publicitarias (videos, flyers, infografías, entre otras), para el cubrimiento periodístico de posteriores publicaciones. Uno de los medios de divulgación más relevantes son las Galas de Sustentación, las cuales se programan al final de cada semestre académico. En ellas se hace el respectivo cubrimiento periodístico y posterior socialización a toda la comunidad académica. Por otra parte, las ideas de negocio son presentadas como casos de éxito en diferentes espacios académicos, como congresos, encuentro de estudiantes y jornadas de inducción entre otros. El programa Administración de Empresas elabora un medio de difusión denominado “Boletín Vida Empresarial” en el cual se hace mención a la buena práctica de núcleo integrador.

Reconocimientos que ha recibido la práctica, si los ha tenido.

En septiembre de 2020, la estrategia académica de Núcleos Integradores, fue seleccionada por el Ministerio de Educación Nacional para participar en el Foro Internacional: Resultados de Aprendizaje y Calidad en la Educación Superior. La misma ocupó el puesto 22 entre 86 prácticas presentadas en el contexto nacional por diferentes instituciones de educación superior del país. Los resultados de los Núcleos Integradores han sido reconocidos nacionalmente por el Ministerio de Educación Nacional y el CNA, quienes destacan entre otros los comentarios recibidos de los estudiantes en las visitas de verificación por parte de los pares académicos, relacionados con la manera en que la estrategia les permite poner en práctica los conocimientos adquiridos y crear su propia empresa. Estos a su vez, han quedado evidenciados en las Resoluciones de Acreditación de Alta Calidad como fortalezas y aspectos positivos, enunciados así: Resolución de Acreditación de Alta Calidad # 9269 de 2011: “La estructura curricular del programa caracterizada por la integridad, flexibilidad, formación hacía el emprendimiento, prácticas empresariales”; Resolución de Acreditación de Alta Calidad # 021081 de 2015: “Las metodologías y estrategias pedagógicas pertinentes para fortalecer las competencias definidas en el plan de estudios, siempre haciendo énfasis en la promoción del emprendimiento, la formación integral y la autogestión empresarial”; Resolución de Acreditación de Alta Calidad # 018057 de 2020: “Las políticas, programas y servicios en materia de extensión y proyección social del programa, contribuyen al desarrollo y crecimiento económico de la región, materializando en la labor de asesoría, apoyo y acompañamiento al sector empresarial; el fomento de la investigación, el emprendimiento y la innovación.” Las anteriores fortalezas reconocidas por el MEN y el CNA, motivan a la comunidad académica a continuar trabajando para impulsar el emprendimiento desde la buena práctica del Núcleo integrador.

La práctica está documentada o sistematizada, de tal manera que se convierte en potencialmente replicable o adaptable en otras instituciones.

La buena práctica empleada como estrategia académica para la apropiación de los contenidos teóricos y su consolidación se encuentra documentada. Está disponible para ser compartida con diversos programas e instituciones de educación superior que vean en esta potencial para apropiarse. Como dato relevante se destaca el hecho de que la estrategia de Núcleos Integradores ha sido replicada y adaptada en todos los programas profesionales de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas (Contaduría Pública y Administración de Empresas), como también en los programas de posgrado de Especialización en Finanzas y Especialización en Mercadeo Estratégico de las sedes San Gil (Santander), Yopal (Casanare) y Chiquinquirá (Boyacá).

Resultados cuantitativos o cualitativos obtenidos y su relación con los objetivos planteados

Los resultados alcanzados con la implementación de esta práctica, se evidencian en los casos de éxito de los estudiantes que cumplieron con lo planeado desde el inicio de su proceso de formación, y que hoy son empresarios que aportan al desarrollo y crecimiento sostenible de la región, a través de sus emprendimientos y la generación de empleos, los cuales, conjuntamente, arrojan como resultado un número de (25) veinticinco empresas legalmente constituidas y formalizadas a través de la modalidad de grado Autogestión Empresarial. En coherencia con el Proyecto Educativo del Programa - PEP, se destaca que desde el currículo (Plan de Estudios, Experiencias, Conductas, Competencias, Ambientes de Aprendizaje), se articula un trabajo final que incluye experiencias prácticas, donde se resalta el hecho de lograr que los estudiantes identifiquen las necesidades en cada uno de los contextos regionales donde residen o tienen influencia, aportando a la reactivación económica e identificando las oportunidades de mercado en sus regiones. Por lo anterior, el programa ha realizado una estadística de los sectores económicos en los que ha impactado, entre los que se destacan: manufacturas, agroindustria y servicios, entre otros. En el periodo comprendido entre 2015 – 2019, se resalta una masiva participación de 669 estudiantes, 56 docentes del Instituto de Idiomas, 56 docentes de la FCEA, 46 empresarios y 10 egresados, en la realización de 253 Núcleos Integradores. Resultados cualitativos obtenidos: Otro de los resultados que sobresalen en la práctica de los Núcleos Integradores, son el desarrollo y la aplicación de competencias profesionales y transversales, tales como escritura y expresión; competencias científicas y de operaciones mentales como identificación, comparación, clasificación, análisis, síntesis y razonamiento lógico. Esto genera una perspectiva de integralidad del conocimiento, que justifica en mayor medida la existencia de cada asignatura y que a su vez ofrece una visión panorámica del aprendizaje, junto con la posibilidad de profundizar en los mismos para desarrollar su trabajo de grado. Por otra parte, se consolida con los Núcleos Integradores, el sello diferenciador del programa, el cual tiene dentro de sus enfoques, el formar empresarios con competencias propias de emprendimiento y conocimientos técnicos, teóricos y prácticos, que les permitan enfrentar situaciones de mercado reales, con capacidad de tomar decisiones en escenarios de riesgo, acordes con sus habilidades gerenciales. Como resultado obtenido desde el ámbito investigativo, la experiencia de los Núcleos Integradores ha servido de referente para la elaboración de artículos científicos que se han presentado como ponencia de eventos, entre los cuales se resaltan: I Congreso Internacional de Ciencias Económicas y Administrativas – UNISANGIL 2019. Encuentro Internacional de Investigadores, XII Wordshop de la Red Emprendesur, Emprendedorismo, e innovación en América Latina al servicio de la paz 2018.

Valor ganado por los usuarios y beneficiarios

1. Profesores: se han formado hacia la comprensión de la integralidad del conocimiento, entendiendo el proceso de formación como un todo del cual ellos con sus asignaturas y su modelo de enseñanza aprendizaje forman parte. 2. Estudiantes: están asumiendo un proceso de formación académica que se articula con la práctica y las experiencias vivenciales, todo esto bajo el acompañamiento de un cuerpo docente con las herramientas y conocimientos necesarios para su acompañamiento. Egresados: en una representación valiosa están en su rol de emprendedores y empresarios, consolidando responsabilidades inherentes a su papel protagónico, entre ellas la generación de empleo a sus comunidades.

Método de evaluación de la práctica

Desde el Comité Curricular se establecen los porcentajes asignados al trabajo de Núcleos Integradores correspondientes a la nota final para las asignaturas anfitrionas en cada corte y semestre. El porcentaje asignado como nota para esta buena práctica es del 50% de la nota final de la asignatura anfitriona distribuido así: Primer corte: Avance del informe escrito (10%), Sustentación al docente anfitrión del avance (10%). Segundo corte: Sustentación en inglés (10%), Informe escrito (10%), Sustentación final (10%).

Resultados obtenidos de la evaluación

Con los resultados de la evaluación cualitativa se consolida un documento al final de cada semestre, el cual es analizado por el Comité Curricular, para identificar las debilidades presentadas y diseñar las acciones correspondientes para convertirlas en fortalezas. Así mismo, los resultados de la evaluación permiten emitir semestralmente las certificaciones de reconocimientos que se entregan en la gala de premiación a los estudiantes con los mejores puntajes en el trabajo y en la sustentación de los núcleos integradores, así como exaltar la gestión del docente que asesoró a los mejores proyectos.

Aplicación de acciones de mejora, si las hubo

Las acciones de mejora y el proceso de retroalimentación, se llevan a cabo luego de evaluar el desarrollo de la buena práctica, la cual es realizada por el 100% de los estudiantes que aplicaron el núcleo integrador. Las acciones de mejora que se han implementado han estado orientadas a las recomendaciones recibidas por los estudiantes y docentes al momento de la retroalimentación, entre ellas, ajustar el tiempo programado para las sustentaciones, realizar simulacros previos a las jornadas de sustentación y parametrizar los criterios de evaluación.