El aula invertida como experiencia de enseñanza centrada en el estudiante

Universidad Simón Bolívar
Atlántico
Innovación pedagógica
2021

Descargar PDF

Líder(es)
Elsy Liliana Mejía-Segura
Área o áreas de la institución que desarrollan la práctica
Pedagógica / Académica

Problema o necesidad que originó la práctica
La práctica del aula invertida (AI) surge al identificar la poca participación de los estudiantes durante la clase, en aportes e interrogantes que se transformaban en grandes vacíos y se reflejaban en el bajo rendimiento académico: dificultades para definir y relacionar conceptos, hallar similitudes y diferencias entre planteamientos, y aplicarlos a casos concretos. Este interrogante, sumado al interés de involucrar las nuevas tecnologías y el horizonte pedagógico sociocrítico, característico de la práctica docente en la Universidad Simón Bolívar me llevó a identificar el AI, como una herramienta que activa el proceso de enseñanza-aprendizaje partiendo del potencial de los estudiantes.

Mecanismo usado para identificar el problema
  • Encuestas

Descripción del mecanismo
Se aplicó una encuesta con 2 preguntas abiertas antes de realizar el examen parcial: “1. ¿Considera que su participación es activa en clase? 2. Enumere las 2 razones por las que considera que la participación es o no activa”. Las respuestas fueron que la participación era baja, y lo atribuyeron a: no lectura previa y falta de comprensión de términos en las lecturas.

Después de realizar el examen, se les pregunto: “1. ¿Considera que su desempeño en el examen puede mejorar? 2. ¿Al momento de hacer el examen tenía vacíos conceptuales? 3. ¿Esos vacíos afectan su proceso de aprender? 4. ¿Considera que la participación activa puede influir en un desempeño alto en los exámenes?”. Respondieron que consideran que hay relación entre la participación activa y el desempeño alto.

Resultados cuantitativos esperados
    • Incrementar el porcentaje de participación de los estudiantes en las actividades de socialización en clase.

    • Incrementar el porcentaje de participación de los estudiantes en el desarrollo de actividades de aprendizaje dentro y fuera de la clase.

    • Incrementar el porcentaje de estudiantes en el desempeño nivel superior en las actividades evaluativas.

    Resultados cualitativos esperados
      • Favorecer las competencias: pensamiento crítico, creativo e innovador; y comunicativas (trabajo colaborativo), declaradas en el programa analítico del curso donde se aplicó el AI.

      Actividades desarrolladas en la implementación
      Se diseñó el AI en: actividades previas, durante y después de las clases; y se organizaron en la plataforma del aula extendida del curso Electiva Profesional de Psicología, partiendo de la problemática, el horizonte sociocrítico, el enfoque rogeriano, y la revisión teórica-metodológica del AI.

      Análisis de videos con guías didácticas, previo a la clase. En el aula extendida, los estudiantes encuentran los videos, que ven de manera individual y sin límite de tiempo y espacio, permitiendo la comprensión de los temas, y realizan esquemas y mapas conceptuales de lo visto.

      Socialización de esquemas y mapas conceptuales en grupos de 5 estudiantes en clase. Seguido, se hace la socialización general con la explicación del profesor, y se vuelve a los grupos para hacer un ejercicio colaborativo de aplicación de los conceptos.

      Elaboración de cuadros comparativos y análisis de casos para aplicar el aprendizaje adquirido, por medio de talleres que suben al aula extendida; y diligenciamiento de un cuestionario tipo Likert, y una encuesta de preguntas abiertas, para evaluar la estrategia del AI.

      En articulación con:
        • Otras áreas institucionales: Departamento de Pedagogía y programa de Psicología.

        Esta articulación consistió en:
        1. Articulación con el Departamento de Pedagogía: consistió en el acompañamiento en la cualificación frente al quehacer pedagógico, a través de talleres de actualización.

        Logros alcanzados:

        • Formación en horizonte pedagógico sociocrítico, apropiación del aula extendida, didáctica en la práctica educativa y creación de contenidos para cursos virtuales.


        • Actualización en el uso de las TIC en la práctica pedagógica.


        • Postulación de esta iniciativa, siendo escogida como “Práctica profesoral significativa” en la categoría “Estrategia didáctica para el aprendizaje mediante la aplicación de tecnologías educativas”.


        • Articulación con el programa de Psicología: consistió en el diseño de la propuesta de réplica de la práctica del aula invertida en otros cursos.


        Logros alcanzados:

        • Presentación del curso en el Comité Académico.


        Elementos innovadores de la práctica de acuerdo con el contexto
        El primer elemento innovador es la apropiación de la estrategia del AI en el contexto de la pandemia, ya que se convirtió en una posibilidad educativa amplificadora y optimizadora de los modelos de enseñanza ante el reto de adaptarnos a las condiciones de distanciamiento social frente al covid-19. Pasa de ser un recurso complementario de enseñanza a estar presente permanentemente de manera estructurada, coherente y pertinente, construyendo un escenario flexible, retador y transformador de las formas de enseñanza-aprendizaje.

        El segundo elemento innovador es el uso de las TIC en la trasformación del contexto de enseñanza (específicamente el aula invertida), esperando dar paso a la apropiación del conocimiento por parte del estudiante que le permite tener un rol más activo en la construcción de su aprendizaje. Esta combinación permite fortalecer el recurso virtual, reconociendo que los estudiantes tienen distintos tipos y ritmos de aprendizaje, y que la tecnología es una herramienta mediática en la construcción de un ecosistema académico mediado en pro del aprendizaje.

        El tercer elemento innovador es la articulación de la práctica con los principios pedagógicos institucionales, el enfoque centrado en el estudiante y las TIC en la estrategia del aula invertida, respondiendo a las necesidades institucionales, al convertirse en una de las “formas didácticas implementadas en la acción pedagógica y curricular que se hace viable y visible como propósito en la guía de formación hacia una horizontalidad crítica y emancipadora desde la que se asume al sujeto como actor de su propio desarrollo y generador de conocimiento” (Universidad Simón Bolívar. P.30), ya que el estudiante toma un rol activo en la construcción de su propio conocimiento, y en la socialización del mismo.

        El cuarto elemento innovador consiste en ser una práctica flexible e interactiva que parte de las necesidades e intereses del estudiante, como afirma Rogers: “Los individuos tienen dentro de sí vastos recursos de auto comprensión… susceptibles de ser alcanzados, si se logra crear un clima definible de actitudes psicológicas facilitadoras” (2005, p. 61). Es decir, se parte del potencial del estudiante y ritmos de aprendizaje, y de la labor del profesor de crear las condiciones para activarlo, un facilitador del proceso de aprender.

        Mecanismo de evaluación del desarrollo y los resultados obtenidos
          • Encuestas

          Descripción del mecanismo
          Se aplicó el cuestionario de García y Rodríguez (2016) que evalúa: percepción de la metodología frente al aprendizaje, interacción docente-estudiante, interacción estudiante-estudiante, ritmos de aprendizaje, colaboración, resolución de problemas y motivación. Consta de 10 preguntas en una escala Likert, con 5 opciones de respuesta. Igualmente, se aplicó una encuesta con 3 preguntas abiertas para conocer las diferencias que perciben entre la clase invertida y la clase magistral: ventajas y desventajas, relación estudiante-estudiante, y relación estudiante-profesor. Los estudiantes accedieron a ambos instrumentos a través del aula extendida.

          Resultados cuantitativos de la práctica
          • El 97 % de los estudiantes considera que ver videos ayuda a la comprensión de los temas.

          • El 85 % de los estudiantes indica que la metodología permite relaciones positivas entre ellos.

          • El 91 % de los estudiantes: ver videos y hacer actividades en clase les permitió estar motivados.

          • El 96 % de los estudiantes: la metodología permite la participación y el pensamiento crítico.

          Resultados cualitativos de la práctica
          • Mayor apertura e interés en el trabajo colaborativo, al momento de compartir ideas.

          • Mayores habilidades comunicativas, al comunicarse entre ellos y exponer sus ideas.

          • Mayores resultados en el pensamiento crítico y reflexivo frente a situaciones reales.

          Conclusiones generadas a partir de la evaluación
          Se ha convertido la práctica del AI en un reto pedagógico, al adaptarse y abrir posibilidades educativas en estos momentos en los que la pandemia ha llevado a reajustar espacios y formas de enseñar.

          La redistribución de los tiempos de enseñar-aprender en el AI, fomenta la motivación en el estudiante, reflejado en su participación y el trabajo colaborativo, siendo un factor básico en el aprendizaje.

          Principales transformaciones derivadas de la buena práctica
          Una de las transformaciones es permitir un rol activo del estudiante, una mayor participación, una mayor seguridad y solvencia al expresarse, solidez y dominio de los conceptos para el análisis de casos y elaboración de las actividades de apropiación. Como se mencionó en los resultados, ellos dan cuenta de la autonomía, el pensamiento crítico, la creatividad y la construcción propia de sus conocimientos. Igualmente, el fomento de la motivación, que es un factor determinante en el proceso de aprender, y que se refleja en el trabajo en equipo por medio del trabajo colaborativo y la participación activa.

          Otro elemento transformador es el diseño de material didáctico en el programa de Psicología. Al referenciar la metodología del aula invertida como una práctica de enseñanza que fomenta la motivación, el aprendizaje flexible, autónomo, activo y cooperativo, especialmente en estos momentos de enseñanza virtual, esta práctica reconocida en la Universidad Simón Bolívar como “Práctica profesoral significativa”, se ha convertido en modelo para diseñar y replicarlo en otros cursos del programa. En este momento, se está en la fase de diseño de la propuesta.

          Otra de las transformaciones derivadas de la buena práctica es el uso de tecnologías digitales en la práctica profesoral, al hacer uso de los recursos tecnológicos digitales que propician un aprendizaje a partir de las tecnologías de la información y la comunicación como recursos que flexibilizan y llevan tanto a los estudiantes como a los profesores a sintonizarse con las demandas actuales, fortaleciendo una postura flexible e innovadora. En el caso de esta práctica del aula invertida, se hizo uso del aula extendía y los recursos digitales ofrecidos en el Centro de Recursos para el Aprendizaje, la Investigación y la Innovación Educativa de la Universidad Simón Bolívar, convirtiéndose en el medio de comunicación y conexión con los estudiantes.

          Documentación del proceso de planeación, implementación y evaluación de resultados
          Medios de divulgación de la práctica