Líder(es) de la práctica: Rodrigo A. Rodríguez-Fuentes
Si desea consultar el correo electrónico del líder de la práctica, de clic en 'descargar PDF'

2021

Breve descripción de la práctica

Después de un pilotaje en el segundo semestre de 2019, tres profesores establecieron protocolos digitales de lectura en voz alta en inglés como parte de sus cursos en diferentes niveles de competencia. Los protocolos digitales de lectura consisten en una serie de pasos sistemáticos de práctica individual de ejercicios de lectura en voz alta apoyados y monitoreados por una plataforma virtual antes de ser evaluados por un profesor. Hay evidencia (Anderson 1999, 2013; Hasbrouck & Tindal, 2006; Allen, 2016;) de que la fluidez es un solo constructo y que se puede desarrollar de diversas maneras. Para esta práctica, se partió de la evidencia de que la fluidez en lectura en voz alta en lengua extranjera está fuerte y directamente correlacionada con la fluidez verbal. Por consiguiente, desarrollar fluidez en lectura en voz alta, es desarrollar fluidez verbal en inglés. Los protocolos, al ser llevados a cabo en entorno digital, con un componente práctico y en gran parte asincrónico, sirvió para asumir el reto de continuar desarrollando la fluidez y estimulando la práctica de la habilidad de habla en los estudiantes del programa de inglés general en la Universidad del Norte en circunstancias en las que la participación sincrónica en clases remotas era en principio escasa o inviable durante el aislamiento preventivo obligatorio en el primer semestre de 2020. La práctica se llevó a cabo con tres profesores en tres clases que habían completado solo uno o dos protocolos digitales antes del aislamiento preventivo obligatorio en el primer semestre de 2020. La práctica se llevó a cabo en el programa de inglés general, que está conformado por nueve niveles que llevan a los estudiantes de un nivel 0 o menor a A1 a un nivel B2 alto, de acuerdo con los niveles Marco Común Europeo de Referencia. Los grupos en los que se llevó a cabo la práctica fueron: nivelatorio, nivel de inglés A1 (n=21); Exigencia 6, nivel de inglés A2 alto (n=42); y Exigencia 8, nivel de inglés B1 alto (n=25). Los protocolos se realizaron en la plataforma Read Live, propiedad de Read Naturally Inc. y los tres profesores, previo acuerdo, configuraron el software para que cada protocolo digital constara de seis pasos, cinco de los cuales el estudiante completaría por su propia cuenta y de manera asincrónica. Solo el último paso era sincrónico y requería la presencia del profesor de inglés. En caso de que los estudiantes tuvieran dificultades técnicas para la sesión sincrónica se le solicitaba una grabación en audio de la lectura, la cual era evaluada por el profesor en el hot timing, parte del último paso del protocolo. Es decir, había la posibilidad de hacer el todo protocolo de forma totalmente asincrónica (más detalles disponibles en la sección Desarrollo y Ejecución de la Práctica). La práctica tuvo resultados positivos en todos los niveles y fue exitosa en la medida en que colaboró a mantener la disciplina constante de estudio y contacto con el inglés, aspecto clave para la adquisición de una lengua extranjera. Asimismo, permitió que los estudiantes practicaran digitalmente la habilidad de habla y en general, desarrollaran progresos significativos en la fluidez e inteligibilidad (a través de la lectura) en el contexto de la pandemia, la cual ralentizó otros procesos de aprendizaje.

Palabras clave que definan la práctica

Después de un pilotaje en el segundo semestre de 2019, tres profesores establecieron protocolos digitales de lectura en voz alta en inglés como parte de sus cursos en diferentes niveles de competencia. Los protocolos digitales de lectura consisten en una serie de pasos sistemáticos de práctica individual de ejercicios de lectura en voz alta apoyados y monitoreados por una plataforma virtual antes de ser evaluados por un profesor. Hay evidencia (Anderson 1999, 2013; Hasbrouck & Tindal, 2006; Allen, 2016;) de que la fluidez es un solo constructo y que se puede desarrollar de diversas maneras. Para esta práctica, se partió de la evidencia de que la fluidez en lectura en voz alta en lengua extranjera está fuerte y directamente correlacionada con la fluidez verbal. Por consiguiente, desarrollar fluidez en lectura en voz alta, es desarrollar fluidez verbal en inglés. Los protocolos, al ser llevados a cabo en entorno digital, con un componente práctico y en gran parte asincrónico, sirvió para asumir el reto de continuar desarrollando la fluidez y estimulando la práctica de la habilidad de habla en los estudiantes del programa de inglés general en la Universidad del Norte en circunstancias en las que la participación sincrónica en clases remotas era en principio escasa o inviable durante el aislamiento preventivo obligatorio en el primer semestre de 2020. La práctica se llevó a cabo con tres profesores en tres clases que habían completado solo uno o dos protocolos digitales antes del aislamiento preventivo obligatorio en el primer semestre de 2020. La práctica se llevó a cabo en el programa de inglés general, que está conformado por nueve niveles que llevan a los estudiantes de un nivel 0 o menor a A1 a un nivel B2 alto, de acuerdo con los niveles Marco Común Europeo de Referencia. Los grupos en los que se llevó a cabo la práctica fueron: nivelatorio, nivel de inglés A1 (n=21); Exigencia 6, nivel de inglés A2 alto (n=42); y Exigencia 8, nivel de inglés B1 alto (n=25). Los protocolos se realizaron en la plataforma Read Live, propiedad de Read Naturally Inc. y los tres profesores, previo acuerdo, configuraron el software para que cada protocolo digital constara de seis pasos, cinco de los cuales el estudiante completaría por su propia cuenta y de manera asincrónica. Solo el último paso era sincrónico y requería la presencia del profesor de inglés. En caso de que los estudiantes tuvieran dificultades técnicas para la sesión sincrónica se le solicitaba una grabación en audio de la lectura, la cual era evaluada por el profesor en el hot timing, parte del último paso del protocolo. Es decir, había la posibilidad de hacer el todo protocolo de forma totalmente asincrónica (más detalles disponibles en la sección Desarrollo y Ejecución de la Práctica). La práctica tuvo resultados positivos en todos los niveles y fue exitosa en la medida en que colaboró a mantener la disciplina constante de estudio y contacto con el inglés, aspecto clave para la adquisición de una lengua extranjera. Asimismo, permitió que los estudiantes practicaran digitalmente la habilidad de habla y en general, desarrollaran progresos significativos en la fluidez e inteligibilidad (a través de la lectura) en el contexto de la pandemia, la cual ralentizó otros procesos de aprendizaje.

Objetivo general

Mantener el desarrollo de la fluidez y prosodia en inglés en condiciones de aprendizaje remoto.

Personas, áreas o procesos beneficiados con la práctica

Los beneficiados fueron directamente los estudiantes de tres cursos de Nivelatorio, Exigencia 6 y Exigencia 8 en el programa de Inglés General de la Universidad del Norte que percibieron progresos significativos en su habilidad hablada. Igualmente, con los datos recogidos en esta experiencia el Departamento de Lenguas Extranjeras tiene información que permitió establecer como pertinente de este tipo de prácticas en diferentes niveles del programa de inglés en contextos de educación universitaria presencial, a distancia, remota o en línea.

Problema o necesidad que originó la práctica

Como parte de la constante búsqueda de mejora en el perfil de los estudiantes egresados de los niveles de inglés como lengua extranjera en el Departamento de Lenguas Extranjeras de Uninorte, se ha encontrado con que la habilidad de hablar con fluidez sigue siendo uno de los aspectos que precisan atención especial. Históricamente, no solo en Uninorte si no en muchas otras instituciones educativas de educación superior latinoamericanas que enseñan lenguas extranjeras, la fluidez y la inteligibilidad han sido de los aspectos que presentan los retos más grandes a superar en términos de satisfacción de los estudiantes al final de su proceso educativo y también cuando los programas son evaluados externamente.

Proceso de identificación del problema o la necesidad de la práctica

Este fenómeno tiene múltiples causas que son entendibles si se tienen en cuenta las variables sociales y económicas de los estudiantes que toman los cursos, pero que se pueden resumir en la calidad de la instrucción, el tiempo de contacto con tareas en lengua extranjera, y la exposición y práctica de la habilidad de habla en una lengua extranjera. Es entendible que, debido al número de estudiantes, dinámicas de interacción, tiempo de contacto estudiante-docente, cantidad de tiempo para supervisión de tareas y frecuencia de la revisión para la supervisión de actividades extra-clase, la instrucción de lenguas extranjeras tenga limitaciones que no permitan superar el problema de las expectativas versus competencia real de los estudiantes al término de sus estudios.

Relación del problema identificado y la práctica como alternativa de solución a este

La autonomía y la autorregulación junto con una práctica orientada por los pasos establecidos por los profesores se propuso como una alternativa a la carencia de contacto y monitoreo en el aula para desarrollar de fluidez e inteligibilidad en inglés en tiempos de pandemia. El habla, como la habilidad que merece más atención no puede ser descuidada en su proceso de desarrollo y la presente práctica se plantea como la primera experiencia de una nueva estrategia para implementar en los cursos de inglés como lengua extranjera.

Resultados esperados en el desarrollo de la práctica

Mejorar la habilidad fluidez y la inteligibilidad de los estudiantes al final de su proceso de aprendizaje de inglés. Desarrollar autonomía, disciplina de estudio y contacto con la lengua extranjera aun en situaciones de aprendizaje remoto o en línea. Los resultados de este estudio contribuirán a robustecer el creciente cuerpo de investigaciones de este tipo de intervenciones.

Pasos, etapas, actividades o estrategias desarrolladas en la implementación de la práctica

Mejorar la habilidad fluidez y la inteligibilidad de los estudiantes al final de su proceso de aprendizaje de inglés. Desarrollar autonomía, disciplina de estudio y contacto con la lengua extranjera aun en situaciones de aprendizaje remoto o en línea. Los resultados de este estudio contribuirán a robustecer el creciente cuerpo de investigaciones de este tipo de intervenciones.

Participación o articulación de otras áreas de la institución u otros actores que contribuyeron al logro de los objetivos

El acceso al software se hizo gracias a la gestión de la Dirección de Tecnología Informática y al impulso de la decanatura de Lenguas Extranjeras.

Medios (jornadas, congresos, plataformas, publicaciones, sitios web, etc.) utilizados para la divulgación de la práctica

Los resultados de la práctica son la base de un manuscrito en camino a convertirse en un artículo académico que será sometido a revisión de pares en diciembre de 2020.

Reconocimientos que ha recibido la práctica, si los ha tenido.

La estrategia no ha recibido reconocimientos a la fecha.

La práctica está documentada o sistematizada, de tal manera que se convierte en potencialmente replicable o adaptable en otras instituciones.

Sí, los pasos del software de práctica están documentados y los reportes de muestra están disponibles. Igualmente, los datos sin procesar, los resultados del análisis, tablas y gráficos no incluidos en esta propuesta están guardados y clasificados para revisión externa cuando sea menester. El código del software estadístico (R) utilizado para procesar los datos está disponible para cotejo y revisión, también.

Resultados cuantitativos o cualitativos obtenidos y su relación con los objetivos planteados

1. Se estableció un punto de referencia en términos de nivel y complejidad para la implementación de protocolos de lectura digitales con miras a mejorar la fluidez en inglés como lengua extranjera. Gracias al pilotaje y a la evaluación inicial se determinó un umbral de número de palabras por minuto en tres niveles de competencia en inglés: bajo, intermedio y avanzado. Estos niveles son: 81 palabras por minuto para estudiantes universitarios de inglés principiantes (nivelatorio) con complejidad de 1.5 (textos para estudiantes en la mitad de primer grado de primaria en países con inglés como lengua materna); 117 palabras por minuto para estudiantes universitarios de inglés en nivel A2 alto (nivel 6) con complejidad de 4.0 (textos para estudiantes en cuarto grado de primaria en países con inglés como lengua materna); 133 palabras por minuto para estudiantes universitarios de inglés con nivel B2 alto y con complejidad de 6.0 (textos para estudiantes en sexto grado en países con inglés como lengua materna). 2. Se determinó el efecto de los protocolos digitales de lectura repetida asistida sobre cada una de las variables relacionadas en el estudio con la habilidad de habla en inglés en tres niveles de estudiantes del programa de inglés general. En general, los resultados determinaron que la práctica fue exitosa en la medida en que se mantuvo el desarrollo de la fluidez y prosodia en inglés en condiciones de aprendizaje remoto. Sin embargo, cada nivel tuvo un comportamiento diferente y hubo dos niveles con tendencias más claras que el otro. A continuación, se resumen los resultados por nivel: A. Nivelatorio (A1): Los estudiantes de nivelatorio, al principio, en el Cold Timing intentaron leer rápido mientras autoevaluaban un bajo número de errores. Sin embargo, a medida que llevan a cabo más protocolos de lectura digitales, el número de palabras leídas en el Cold Timing caen mientras los errores que reconocen suben. Es decir, practican, de manera autónoma, leyendo menos palabras por minuto (antes de la evaluación) mientras desarrollan conciencia sobre los errores que cometen. Esto es posible que se deba a la autorregulación inducida por las instrucciones de los profesores y la misma naturaleza de los protocolos y sus pasos. En el Hot Timing, es decir, en la evaluación del profesor la tendencia es inversamente proporcional al Cold Timing. El promedio de palabras por minuto empieza en 81.2 y crece consistentemente hasta llegar a 98.5. Como se cuentan solo las palabras correctamente pronunciadas y entonadas, se concluye que hubo un aumento consistente que terminó con un promedio de 17.3 palabras más leídas por minuto que al principio del semestre. En cuanto a los errores evaluados por el profesor en el Hot Timing, también hubo una caída constante. Esto, en palabras simples, significa que los estudiantes de nivelatorio desarrollaron fluidez verbal en inglés en promedio de 17.3 palabras por minuto y cometiendo cada vez menos errores de pronunciación y mejorando los marcadores prosódicos al punto de llegar a un Expression Score de 3.9/4.0 en las dos últimas lecturas. Un último elemento que colabora a establecer que la práctica fue un éxito es que en todas las variables medidas, la desviación estándar se redujo en un 50% o más, menos en los errores autoevaluados. Esto significa que los estudiantes eran en cada protocolo digital un grupo más homogéneo y que los protocolos de lectura digitales colaboraron a reducir la variabilidad en la competencia hablada de la clase, mientras progresaban consistentemente en su fluidez y prosodia. Como era de esperarse, los estudiantes con menos competencia en inglés eran los que tenían más habilidades para ganar y su progreso fue enorme. B. Nivel 6 (A2 alto): los resultados de este grupo demostraron que los estudiantes en niveles intermedios de inglés tienden a mostrar progresos menos perceptibles en el corto plazo comparados con los principiantes. En este caso, hay tendencias interesantes en cuanto a autorregulación, medida por el tiempo de lectura en el Cold Timing, el cual baja levemente durante su experiencia, mientras los errores autoevaluados no muestran una tendencia clara en su variabilidad. Aparentemente, los tiempos de lectura, medidos por el número de palabras correctas por minuto no muestran un cambio significativo durante la práctica. Es aquí donde, si detallamos el análisis, encontramos que a pesar de que no hubo cambios significativos en el número de palabras leídas, sí hubo progresos significativos en la consistencia del grupo al reducirse la desviación estándar de 9.5 en el primer protocolo digital a 4.2 en el último protocolo. Igualmente, el promedio de errores por lectura evaluados por el profesor por lectura se redujo consistentemente de 6.9 hasta llegar a 2.8, con una desviación estándar que se redujo de 5.0 a 2.2. Finalmente, los niveles de expresión subieron de 3.1 a 3.7. Esto significa que los protocolos de lectura digitales fueron beneficiosos para la consistencia de un grupo de estudiantes que tiene perfiles variados. En niveles intermedios en el programa de inglés general, a diferencia de los básicos o avanzados, se tienen estudiantes de diversos perfiles incluyendo los que han estudiado cinco niveles previos y los que han sido ubicados en este nivel (o cualquier otro nivel diferente a nivel 1) por examen de clasificación. Es decir, además de la variabilidad esperada por trasfondo educativo y social, se tiene que, a pesar de estar en un nivel de habilidades similares en inglés, las experiencias individuales siguen trayendo gran variabilidad a los cursos intermedios dentro de la universidad. La práctica constante de protocolos de lectura redujo significativamente esta variabilidad al estabilizar las habilidades del grupo haciéndolo más homogéneo y mejorando el número de errores por lectura y optimizando significativamente la prosodia y fluidez. C. Nivel 8 (B2 alto): En niveles avanzados los resultados esperados son de progresos más lentos. En este caso, los estudiantes de nivel 8 mostraron progreso positivo en cada una de las variables estudiadas en el protocolo de lectura digital: el tiempo de lectura autorregulado subió mientras los errores autoevaluados se redujeron casi a cero; de la misma manera, el tiempo de lectura en el Hot Timing subió de 132.5 a 139.8 palabras por minuto y el número de errores evaluados por el profesor bajó casi a cero. Finalmente, los puntajes para la fluidez y la prosodia que empezaron relativamente altos, subieron hasta alcanzar un puntaje casi perfecto en las últimas tres lecturas. En todas las variables medidas la desviación estándar se redujo en más de un 50% del primer al último protocolo de lectura digital. Este resultado es consistente con los demás grupos y nos permite concluir que la práctica constante de habla derivada de los protocolos de lectura digital en todos los casos reduce la variabilidad en los aspectos relevantes para la precisión en pronunciación, fluidez y marcadores prosódicos. 3. Se definieron las expectativas de progreso por nivel en protocolos de lectura digitales en condiciones remotas o en línea. Los puntajes de los Hot Timings de los cursos de nivel principiante y avanzado que utilizaron los protocolos digitales de lectura fueron sometidos a un análisis posterior. A través de una regresión linear mixta se pudo determinar que: A. Los estudiantes de nivel principiante pueden experimentar progresos estadísticamente significativos a partir del segundo protocolo de lectura digital y su promedio de palabras por minuto (ppm) se espera que crezca entre dos y tres palabras por protocolo digital en condiciones constantes de 81 ppm y complejidad de 1.5. B. Los estudiantes de nivel avanzado experimentan progresos en el número de palabras leídas por minuto desde la segunda lectura, pero este coeficiente crece significativamente con relación al inmediatamente anterior desde la sexta lectura. Su promedio de palabras por minuto se espera que crezca entre una y tres palabras por protocolo digital en condiciones de 133 ppm y complejidad 6. C. En los estudiantes de nivel intermedio, los protocolos de lectura digital colaboran a reducir la variabilidad de los grupos con perfiles desiguales de competencia en inglés y que el tiempo que se necesita para evidenciar cambios significativos en el número de palabras por minuto debe ser superior a un semestre bajo las condiciones presentadas en este estudio.

Valor ganado por los usuarios y beneficiarios

Se presentó un reporte de desempeño de los protocolos de lectura digitales al Departamento de Lenguas Extranjeras de Uninorte en el cual se definieron los niveles de habilidad en los cuales se les puede sacar mayor ventaja en el contexto universitario. En este reporte, se determinó que los protocolos de lectura digitales tienen especial potencial de uso en niveles remediales, básicos y avanzados de instrucción de inglés como lengua extranjera, ya que pueden catalizar el desarrollo de la habilidad de habla en contextos con poca oportunidad de práctica interactiva por fuera de la clase, i.e. aprendizaje remoto, asincrónico e incluso en clases presenciales. Otro factor importante para el Departamento de Lenguas Extranjeras y los estudiantes es que la práctica de habla a través de lectura en voz alta tiene potencial para ayudar a reducir la influencia de variables no lingüísticas, tales como ansiedad y autoconfianza en etapas iniciales del aprendizaje de una lengua extranjera, al no exponer el desempeño de los estudiantes al plano social mientras practican el habla con una tarea auténtica y monitoreada.

Método de evaluación de la práctica

1. Reflexiones cortas de los estudiantes que usaron los protocolos. 2. Índice de mejoría en fluidez e inteligibilidad medido en palabras por minuto y puntajes de expresión, respectivamente.

Resultados obtenidos de la evaluación

Con el fin de evaluar la práctica, se les solicitó a los estudiantes que escucharan la grabación de su primera lectura y la compararan con la última. Con base en esto, los estudiantes escribieron una corta reflexión sin estructura (de una página o menos) en la que el 94% mostraron una actitud favorable a los protocolos de lectura digitales. En términos generales, en los comentarios, los estudiantes reconocieron un gran cambio en su fluencia y prosodia. Esto hizo que tuvieran una opinión a favor de prácticas similares en el futuro. Los progresos de los estudiantes descritos en los resultados sirvieron como base para la evaluación de la práctica por parte del Departamento de Lenguas Extranjeras de Uninorte. Dicha evaluación fue satisfactoria y se acordó concentrar la réplica de la práctica de manera sistemática inicialmente como parte del programa académico en los cursos en que se prevén los más grandes y consistentes progresos en reducción de la variabilidad de los perfiles y número de palabras leídas al final del semestre, es decir todos los cursos de Nivelatorio, Nivel 1 y Nivel 8 del programa de inglés general.