Líder(es) de la práctica: Jairo Rodrigo Velásquez Moreno
Si desea consultar el correo electrónico del líder de la práctica, de clic en 'descargar PDF'

Breve descripción de la práctica

El proyecto tiene una trayectoria de 9 años, y durante los últimos 8 meses de aislamiento por el tema de la pandemia, se ha trabajado en la actualización del aula virtual y en la proyección social mediada por tecnologías con comunidad externa. Desde hace 9 años se viene desarrollando en la Fundación Universitaria Cafam (Unicafam) un ejercicio curricular, que tiene que ver con una unidad de aprendizaje transversal a todos los programas profesionales, técnicos y tecnológicos, denominada “Participación Social” que desarrolla el principio de la Responsabilidad Social Universitaria (RSU) articulado con la cátedra de paz, trabajo que está inmerso en la misión institucional de la proyección social universitaria. En la actual situación de aislamiento social y pandemia, sucedieron dos acontecimientos que determinan la innovación pedagógica, por un lado, la unidad de aprendizaje se adaptó y reestructuró bajo la modalidad b-learning, dándose de esta forma un proceso de fortalecimiento del aula virtual de tal manera que los procesos pedagógicos directos con los estudiantes se vieron enriquecidos. Los contenidos fueron reorganizados y se empezó un proceso tanto diseño comunicacional como de contenidos, los cuales se convirtieron en importantes objetos virtuales de aprendizaje (OVA), junto con otras herramientas tecnológicas. Como se dijo anteriormente, esta unidad de aprendizaje se vive en cada programa académico de Unicafam, la cual tiene un componente práctico que es central y permite poner en práctica lo que se aprende desde una perspectiva de proyección social e investigación formativa, contexto en el cual se da el segundo acontecimiento, el cual permitió adaptar la práctica con la mediación de herramientas tecnológicas con estudiantes de las carreras de Enfermería, Negocios Internacionales, Tecnología en Gestión Empresarial, Ingeniería en Telecomunicaciones, Ingeniería Industrial y Administración de Empresas. De este procesos de práctica renovada, se tienen varios avances significativos, el diseño y la ejecución de un programa de capacitación para comunidad externa mediada por tecnologías con el trabajo de estudiantes de los programas anteriormente señalados, el cual ha permitido seguir avanzando en el trabajo con comunidad en dos de las siete líneas que se tienen actualmente en el proyecto: curso de herramientas ofimáticas con énfasis en gestión empresarial (nivel básico e intermedio) y un curso básico de gestión empresarial, esto ha permitido que la proyección social siga avanzando como respuesta a los convenios de cooperación interinstitucional que actualmente tiene Unicafam con entidades e instituciones, como elemento clave, señalamos que se proyecta un importante trabajo colaborativo e interinstitucional con la Fundación Universitaria Comfamiliar en Risaralda, asunto que es clave, pensando en la proyección del programa a personas que vivan en el Eje Cafetero. Unido al acontecimiento anterior, sucedió de igual forma un proceso de adaptación en la práctica que viven los estudiantes de Tecnología de Gestión Gastronómica, en el marco de una línea de intervención que se denomina: “Alistamiento de alimentos y bebidas en contextos sociales y comunitarios”, de manera específica y adaptándose a las circunstancias actuales, las cuales impiden que nuestros estudiantes puedan acercarse a hacer apoyo directamente en las fundaciones, se incursionó en el diseño y elaboración de videos tutoriales para niños, niñas y familias que permitan generar conciencia a través de lo que se ha denominado: Cocina con responsabilidad social, permitiendo la transformación de prácticas de elaboración de alimentos en el contexto familiar, innovación que ha permitido llegar a muchas personas. Otra transformación importante se está dando con la práctica de Ingeniería Industrial e Ingeniería de Telecomunicaciones, en el marco de la línea “Ingeniería para la inclusión social”, donde se ha podido elaborar de sistemas interactivos de comunicación que permiten compartir experiencias y recursos con las familias y con los equipos pedagógicos de los entornos de apoyo a la primera infancia. Con esto queremos decir que la proyección social en Unicafam no se detiene, se actualiza y de manera colaborativa se articula para mejorar y ampliar su oferta en otras ciudades y de maneras diversas para seguir desarrollando acciones de Responsabilidad Social Universitaria desde un presente que se renueva y que nos invita a responder a las necesidades en cada momento histórico.

Palabras clave que definan la práctica

Responsabilidad social universitaria, proyección social, aula virtual, mediación tecnológica, trabajo colaborativo.

Objetivo general

Fortalecer la propuesta de la unidad de aprendizaje en la modalidad b-learning y proyectar el programa de proyección social de Unicafam con comunidad externa mediado por tecnologías en varios frentes: Alfabetización tecnológica; gestión empresarial; cocina con responsabilidad social y apoyo a niños, niñas , familias y entornos pedagógicos, con la participación e iniciativa de los estudiantes de los diversos programas académicos que cursan la unidad de aprendizaje de participación social.

Personas, áreas o procesos beneficiados con la práctica

Desde la labor que hemos realizado los docentes de la Unidad de aprendizaje, los primeros beneficiarios del proceso de Innovación son los estudiantes de los diversos programas académicos que cursan la unidad de aprendizaje, ya que pueden vivir el proceso pedagógico con una dinámica que les permite un mejor uso de su tiempo, optimizando los espacios de encuentro sincrónico con el tutor, gracias a la implementación de la modalidad b-learning. En segunda instancia, por la nueva dinámica de práctica desarrollada con los estudiantes, se han beneficiado en lo corrido de este año, adultos beneficiarios de los convenios de cooperación interinstitucional que tiene Unicafam con instituciones y fundaciones, niños, niñas, familias, además de equipos pedagógicos de jardines infantiles.

Problema o necesidad que originó la práctica

La situación de transformación de la educación presencial por la situación mundial que generó la pandemia, llevó a que se dieran muchas reacciones y cambios. Inicialmente continuar con una educación apoyada en tecnologías que se convirtió en un sin número de jornadas extenuantes para los estudiantes y los docentes en encuentros sincrónicos donde era evidente que la comunicación, la atención, la participación, la interacción y la capacidad de reacción al volumen de trabajo no eran equivalentes, y por lo tanto, el aprendizaje y el deseo mismo de aprender se empezó a ver seriamente comprometido. Además, las prácticas que se hacían con estudiantes en diversos entornos quedaron suspendidas y al pasar del tiempo nos dimos cuenta de que ante estas dos circunstancias no podíamos esperar a una normalidad que no sabíamos si regresaría, por lo tanto, decidimos avanzar, buscar soluciones y generar alianzas que nos permitieran avanzar, en una palabra y aunque suene retórico: “Nos reinventamos”. El problema se divide en dos aspectos, el primero tiene que ver con la adaptación de la unidad de aprendizaje a una modalidad b-learning que permita desde el aula virtual dinamizar una serie de contenidos apoyados con el diseño de objetos virtuales de aprendizaje que permitan fortalecer los procesos de aprendizaje de la Unidad. De igual manera y como segunda necesidad, es importante que la institución siga avanzando en los procesos de proyección social con comunidad externa, los cuales se articulan a la unidad de aprendizaje transversal de participación social, es un trabajo que permite desarrollar dos pilares importantes de la educación superior actual: la responsabilidad social universitaria y la cátedra de paz. En este orden de ideas se recoge una experiencias que lleva 9 años y que en los últimos 8 meses se ha venido fortaleciendo, la historia del proyecto ha venido consolidando una oferta importante de líneas de trabajo que permiten articular a los profesionales en formación con problemáticas, que se pueden resolver tanto desde los conocimientos disciplinares como desde la experiencia de vida, como son: el analfabetismo tecnológico de los adultos (asunto que en los momentos actuales es muy visible); la necesidad de desarrollar procesos de promoción de la salud y prevención de enfermedades en adultos; la necesidad de capacitarse en conocimientos básicos para la gestión empresarial, el apoyo a entornos educativos de primera infancia, así como el apoyo a programas de mejoramiento de la seguridad alimentaria, entre otras.

Proceso de identificación del problema o la necesidad de la práctica

El problema se identificó al iniciar la transición de la educación presencial y enfrentarnos como docentes y estudiantes a una modalidad para nosotros desconocida, donde identificamos la carencia en el manejo de herramientas tecnológicas para desarrollar procesos educativos con apoyo en TIC, viendo además que lo que inició con un proceso apoyado en tecnologías, no era suficiente para responder con calidad al proceso que desarrollábamos en la presencialidad. Así mismo el COVID 19 y la situación de distanciamiento social nos puso de frente a pensar en nuevas maneras de hacer la práctica que siguiera manteniendo el enfoque de ayuda y beneficio de contextos sociales y comunitarios. La unidad de aprendizaje transversal de participación social tiene un fundamento centrado en la responsabilidad social universitaria, la cual encuentra en el pilar de la participación social un eje clave para desarrollar acciones con comunidad externa que sean de impacto y que respondan en cierta medida con los objetivos de desarrollo sostenible. En este sentido el proceso parte de la identificación de entornos y comunidades en los cuales los estudiantes que están viendo la asignatura encuentran la posibilidad de confrontar su escala de valores y mejorar su actitud y compromiso social de su profesión, ya estando frente a esta problemática, el estudiante estructura y lleva a cabo una propuesta que permita responder al problema o necesidad identificada, articulando saberes disciplinares y experiencia de vida, asunto que posteriormente se convierte en una reflexión académica articulada a un semillero de investigación la cual actúa como producción de conocimiento relevante para la comunidad en general.

Relación del problema identificado y la práctica como alternativa de solución a este

El problema identificado se centra en la necesidad de que las instituciones de educación superior sigan avanzando en temas de proyección social; En este sentido la práctica se adecua de tal manera que en su oferta b-learning logre llegar a los estudiantes con un aula virtual mejorada, con muchas ayudas y objetos virtuales que permitan avanzar en la situación actual. De igual manera la práctica estructuró una oferta de capacitación en herramientas ofimáticas y gestión empresarial mediada por tecnologías que ha sido muy bien recibida y ha logrado vincular un número importante de participantes de Bogotá y Cundinamarca, con perspectiva de ampliación a otras regiones de Colombia, entre ellas el Eje Cafetero.

Resultados esperados en el desarrollo de la práctica

Tener una oferta b-learning de la unidad de aprendizaje que esté enriquecida y articulada con el modelo pedagógico de Unicafam. De igual manera que la proyección social siga avanzando en medio de la situación en la que nos encontramos.

Pasos, etapas, actividades o estrategias desarrolladas en la implementación de la práctica

Para lograr la virtualización de la unidad de aprendizaje: se establecieron unos momentos centrados en el diseño instruccional de los contenidos de participación social y cátedra de paz, los cuales pasaron a una fase de diseño y montaje, que posteriormente fue revisado, ajustado y piloteado, buscando desarrollar los ajustes pertinentes y la versión final. Este trabajo permitió que durante el 2020-II se presentara a los estudiantes una versión final la cual actualmente está en implementación. Al integrar diversos espacios, recursos y tiempos de aprendizaje sincrónico y asincrónico, el b-learning potencia las experiencias formativas a partir de los contextos propios y diversos de los estudiantes de Unicafam buscando siempre recordar, conocer y crear herramientas que puedan ponerse en práctica mediados por las tecnologías sin perder la esencia de los ejercicios prácticos que se concretan en el Reto de los 21 días y en el desarrollo del proyecto de Responsabilidad Social, además de cumplir toda la ruta de investigación formativa y reflexión crítica de los contenidos conceptuales. En esta modalidad se potencia la capacidad autónoma del estudiante, sin dejar de lado el trabajo colaborativo en pequeños grupos en constante interacción con los docentes que acompañan el proceso personal y grupal, recalcando la importancia del fortalecimiento de las relaciones interpersonales, la responsabilidad social universitaria y el fomento de la cultura de paz. Así mismo esta metodología permite contar con más recursos y medios para el alcance de los objetivos trazados ya que hay un mayor acceso a recursos y medios digitales que enriquecen las propuestas formativas y creativas, permitiendo fortalecer la comunicación y el trabajo colaborativo de los estudiantes, y proveen nuevas formas flexibles de acceder a la información para construir y compartir conocimiento. Con relación al diseño del curso de herramientas ofimáticas y gestión empresarial mediado por tecnologías, es un proceso que hace parte de la metodología propia de la unidad de aprendizaje, la cual previamente tuvo una fase de convocatoria abierta de participación a adultos, luego en su fase de estructuración, es un trabajo que se articula a siete fases: la sensibilización frente a la labor que se desarrollará, la identificación de necesidad; estructuración y diseño de la propuesta de capacitación; el desarrollo de la misma usando los medios virtuales; la sistematización de las acciones; la elaboración de productos académicos en el marco del trabajo del semillero de investigación formativa “Sentido Social”, y la socialización de los productos en espacios académicos, institucionales, regionales, nacionales e internacionales.

Participación o articulación de otras áreas de la institución u otros actores que contribuyeron al logro de los objetivos

El área de comunicaciones de Unicafam fue clave para lograr el diseño de la convocatoria, por otro lado, los aliados estratégicos que actualmente tiene Unicafam y otros que se han venido adhiriendo, lograron dinamizar la convocatoria encontrando una importante participación que permitió llevar a cabo los propósitos del proyecto, el área de sistemas posibilitó el uso de cuentas de ZOOM corporativas que permitieron el desarrollo de los cursos. Para el diseño del aula virtual, es importante el trabajo que hizo el equipo de diseñadores de la escuela de pedagogía e innovación, la cual coordina los procesos de virtualización de las unidades.

Medios (jornadas, congresos, plataformas, publicaciones, sitios web, etc.) utilizados para la divulgación de la práctica

El proyecto desde que nació ha tenido diversos escenarios en los cuales ha logrado darse a conocer a la comunidad. Lo componen entre otros: Revistas de divulgación, como la revista internacional de magisterio con acciones como editor invitado: Edición No. 75 de la revista denominada: Responsabilidad social y educación, la revista logos, ciencia y tecnología con el artículo: La responsabilidad social universitaria en Unicafam: Un enfoque de gestión que involucra la proyección social, con otro artículo denominado: Hacia la formación de un espíritu emprendedor orientado a la formalidad en la revista mundo fesc: con el artículo “La importancia de formalizar empresa con potenciales emprendedores de la localidad de Bosa, bajo un entorno de globalización económica y desarrollo social”. En eventos como congresos de investigación, entre ellos a nivel internacional: LACCEI 15th International Multi-Conference for Engineering, Education, and Technology con una ponencia indexada en SCOPUS: La responsabilidad social universitaria en la Fundación Universitaria Cafam: Una apuesta de formación para la paz y la convivencia, otro congreso internacional de la ULEU: Unión latinoamericana de extensión universitaria, en el IV Congreso Iberoamericano y VI Nacional por una educación de calidad y v encuentro de docentes iberoamericanos, en la III bienal latinoamericana y caribeña de infancias y juventudes: Desigualdades, desafíos a las democracias, memorias y re-existencias, en eventos de semilleros de investigación: XVI Y XVIII encuentro regional de semilleros de investigación de la REDCOLSI; I Congreso internacional de innovación, investigación y emprendimiento de las universidades de ASOCAJAS con un total desde 2013 a 2020-II de 90 estudiantes. ; otro medio en cual se divulga el proyecto es en medios virtuales como la página web y el canal de YouTube de Unicafam donde tiene un amplio despliegue del proyecto y por último en el aula virtual académica en la plataforma Moodle, la cual es la que se trabaja con los estudiantes en la modalidad b-learning.

Reconocimientos que ha recibido la práctica, si los ha tenido.

El proyecto obtuvo una distinción nacional e internacional importante en la Cuarta Convocatoria de Reconocimiento y Publicación de Buenas Prácticas de Dirección Estratégica Universitaria 2017, del observatorio de buenas prácticas de gestión universitaria de Telescopi.

La práctica está documentada o sistematizada, de tal manera que se convierte en potencialmente replicable o adaptable en otras instituciones.

La práctica a lo largo de los años se ha venido documentando y sistematizando en cada una de sus líneas, incluyendo esta nueva fase en época de pandemia. Desde que comenzó la práctica en el año 2011-II, se ha venido desarrollando un proceso de sistematización que tiene 5 aspectos para resaltar: Reflexión académica y epistemológica de la práctica, enfoque conceptual, enfoque metodológico y resultados obtenidos en cada línea de trabajo en términos de acciones desarrolladas, cobertura (estudiantes vinculados, beneficiarios) y proyecciones semestre a semestre. De igual manera se cuenta con información cuantitativa y cualitativa de las evaluaciones que los estudiantes, beneficiarios y representantes de convenios han hecho del trabajo, información que hace parte actualmente del proceso de autoevaluación institucional como referente clave con fines de renovación tanto de registros calificados como de acreditación de calidad. Todo esto está en el marco de un documento general, el cual ha sido enriquecido a medida que pasan los semestres, documento que está disponible para ser compartido, en él se encuentra información cuantitativa y cualitativa de todo el proceso y actualmente de manera complementaria es parte de análisis de un proyecto de investigación doctoral que está realizando el candidato a doctor en ciencias sociales, niñez y juventud, Jairo R. Velásquez Moreno, líder del proyecto. Complementario a esto, es una experiencia que a lo largo de los años se ha venido enriqueciendo, mostrando que el proyecto se ha venido consolidando y ajustando a los diferentes retos que muestran los años y especialmente el 2020, año en el que se ha tenido que repensar. De igual manera en el año 2017, se presentó el trabajo en una convocatoria de buenas prácticas del Observatorio de experiencias de gestión universitaria, en la cual fue reconocida, esta información dejó un documento que muestra la experiencia en cada una de sus fases y sustento de la misma, así como los resultados que se tenían en la cohorte de la participación. De esta manera es un trabajo que se puede replicar y compartir.